martes, 3 de julio de 2018

La Virgen del Carmen completa la visita a los templos ruteños con su traslado a San Francisco de Asís




La Patrona de Rute, María Santísima del Carmen, recorrió este domingo buena parte del Barrio Alto de Rute, con unas calles especialmente engalanadas para la ocasión, tras sus estancia de dos días en la Parroquia de San Francisco de Asís, a la que fue trasladada desde su Santuario el pasado viernes, en rosario vespertino. Se completa de esta manera las visitas extraordinarias de la Patrona a los templos ruteños.
Durante los dos días que la Virgen del Carmen ha permanecido en la Parroquia de San Francisco de Asís, se han celebrado los cultos litúrgicos conjuntos con las Cofradías con sede canónica en este templo centenario ruteño: la Real Cofradía de Ntra. Sra. de la Cabeza Coronada, la Cofradía del Stmo. Cristo de la Misericordia y la Hermandad y Cofradía de Nazarenos de Ntro. Padre Jesús de la Rosa y Ntra. Sra. del Mayor Dolor. Igualmente, participó en los cultos la Hermandad de San Isidro Labrador de la aldea ruteña de Palomares y las Piedras, así como la Cofradía de Ntra. Sra. de la Soledad, que participó del acto central de dichos cultos: la sagrada eucaristía del sábado por la tarde, magistralmente cantada por el Coro de la Real Cofradía de María Stma. Coronada y por el Coro de Romeros “La Morenita”. En la misa, en la cual ocupó la sagrada cátedra el Rvdo. Padre D. Carmelo María Santana Santana, emocionado durante la homilía, ensalzó el carácter mariano de la villa de Rute, por amar profundísimamente a la Madre de Dios, en especial, a través de sus dos grandes amores: su Patrona, la Santísima Virgen del Carmen y su Virgen Morenita.
Al final de la Eucaristía, la Comisión de Coronación de la Virgen del Carmen, obsequió al Párroco de San Francisco y a las cofradías con el escapulario de plata de la Coronación, como recuerdo de la visita extraordinaria de María Santísima del Carmen a dicha Parroquia, con motivo de su Coronación Canónica Pontificia. Por su parte, la Real Cofradía de María Santísima de la Cabeza, de manos de su Presidenta, hizo entrega a la Archicofradía de María Santísima del Carmen de un precioso rosario personalizado, en el cual figuraban las fechas de Coronación de las dos imágenes que Rute tendrá coronadas a partir del próximo 28 de Julio: 1986 (año de Coronación de la Morenita ruteña) y 2018 (año actual de la Coronación Pontificia de la Patrona).
Igualmente, la Cofradía del Sttmo. Cristo de la Misericordia, hizo obsequio a la Virgen del Carmen por su Coronación de una preciosa medalla de oro con la efigie del Titular de su Cofradía. Finalmente, la Cofradía de Ntro. Padre Jesús de la Rosa, regaló a la Patrona ruteña, por su Coronación, una preciosa Rosa de Plata (alegórica a la advocación de su titular) y unas maravillosas mangas de encaje. Tras la celebración eucarística, tuvo lugar la tradicional Sabatina a la Virgen, tras la cual el Santísimo quedo expuesto durante toda la noche.
Pero fue el Domingo, a eso de las ocho de la tarde (desde ell momento en que María Santísima del Carmen, realizaba su salida procesional de la Parroquia de San Francisco de Asís) cuando empezaría a desbordarse la emotividad en esta cuarta salida extraordinaria de la Patrona de Rute.
Justo a la salida, y después de que la Carmelita ruteña fuese mecida en la Plaza de Ntra. Sra. de la Cabeza al son de Virgen Morenita, María Stma. del Carmen recorrió la calle Fancisco Salto, desde su confluencia con la calle del Señor, hasta su final (engalanadan además hasta la bandera por los vecinos que se volcaron con su Madre del Carmen). En este punto, especialmente bello fue el altar montado de manera conjunta por la Cofradía de Ntro. Padre Jesús de la Rosa y la del Santísimo Cristo de la Misericordia, justo en la misma puerta de la casa de hermandad de esta última. Los vecinos, colaboraron también en la realización de una alfombra de sal en este punto de la calle Francisco Salto. Maravillosa, por cierto, fue la petalada realizada a la Virgen en la confluencia de la calle Francisco Salto con la Ronda del Fresno.
Tras la vuelta por la calle Nueva, donde los vecinos honraron a la Madre de Dios con adornos en sus fachadas y balcones, la Patrona de Rute se dirigió a las puertas del Museo del Anís, regentado por la familia Córdoba-Aguilera (Padrinos de Coronación de la Virgen) que ejercieron de anfitriones, con la voz (acompañada al piano) de Miguel Arjona, y la prosa poética de bienvenida a la Santísima Virgen del Carmen de D. Anselmo Córdoba (todo ello entre una suave petalada de ternura a la Patrona de Rute desde el museo del anís).
Como tierna y emocionante fue la acogida a María Santísima del Carmen por parte de la Real Cofradía de María Santísima de la Cabeza Coronada en su nueva casa de Hermandad de la calle Fresno, exquisitamente engalanada para la ocasión, en la primera vez que era visitada por la Carmelita ruteña desde su inauguración el pasado mes de Mayo. Entre vítores y los sones de “Esperanza Barribalteña”, excpecionalmente interpretada por la Banda Municipal de Música de Rute, se vivieron entre los hermanos de ambas cofradías y devotos de la Madre de Dios, momentos inolvidables que quedarán ya para siempre grabados en nuestros corazones (en el año de la Coronación de la Madre del Carmen).
Fue con el paso de la Virgen por la calle Padre Manjón y Cervantes (con sus vecinos desbordados de alegría por la llegada de su Madre del Carmen por lo excepcional del paso de nuestra Patrona por esa calle), cuando el vaso de la emoción acabó desbordándose de gloria carmelitana. El altar realizado en la confluencia entre la calle Padre Manjón y Cervantes por Carlos Caballero Granados y el realizado por un grupo de devotos en la calle Cervantes, fueron solo algunas muestras de cómo los vecinos de esta zona de Rute se volcaron con la Patrona.