domingo, 13 de mayo de 2018

La real cofradía inaugura, con presencia de La Virgen de la Cabeza, su Casa de Hermandad en el día grande de las Fiestas


La devoción de los ruteños a María Santísima de la Cabeza Coronada ha quedado reflejado durante la celebración de sus fiestas. Días grandes que han culminado con las dos procesiones de La Morenita de este domingo. Por la mañana, de carácter único en toda Andalucía, ya que es una romería urbana, donde lucen los trajes flamencas y los coros romeros. Procesión colorida y alegre, donde la Virgen realiza un recorrido por el barrio de la feligresía de San Francisco de Asís. Destacar el trabajo de los vecinos que engalanan las calles para esta ocasión, con colgaduras y guirnaldas, mantones de manila y muchas flores, que se suman a las zonas ajardinadas de las peanas de la calle Nueva o el tipismo de la calle Cortijuelos, donde se le cantan los himnos acompañados por los acordes de la Banda Municipal de Música.

Precisamente, la procesión de la mañana ha vivido este año un momento histórico, ya que la real cofradía ha inaugurado su casa de hermandad, situada en la calle Fresno número 34. Se ha vivido un momento muy emocionante, cuando la Virgen de la Cabeza ha llegado a este punto, y ante esta sagrada imagen se ha procedido a la inauguración, dejando una marca con el trono en la fachada. Casa de Hermandad que es uno de los principales proyectos de la actual junta de gobierno, que preside María Victoria Cruz, unido a la declaración, en estos momentos en proceso, de estas fiestas como de interés turístico andaluz.


Por la noche, la procesión se torna solemne, siendo acompañada por una representación de la corporación municipal, así como de las hermandades y cofradías ruteñas y señoras de mantilla. Procesión con un largo itinerario, pasando por las principales calles de la villa. Día grande especialmente vivido por el Hermano Mayor, Pedro Ángel Ramos y las reinas de las fiestas, Laura Caballero Molina y Sara Campos Montilla, así como sus respectivas damas.