sábado, 31 de marzo de 2018

La lluvia también impide completar la procesión de la Virgen de la Soledad



El Viernes Santo ha continuado con la procesión de la Nuestra Señora de la Soledad, cuya cofradía fue fundada en 1937, estación de penitencia que se ha visto interrumpida por la aparición de la lluvia. Cuando la Virgen descendía el Chorreadero, las primeras gotas han alertado a la cofradía que ha tomado la decisión de darse la vuelta y buscar refugio en su ermita, antes de alejarse más y exponer la sagrada imagen al mal tiempo. Este año la cofradía ha realizado una importante obra de mejora de la cubierta de la ermita y salón parroquial, vestidor y aseo para la casa del hermandad.