Directo desde Encinas Reales

viernes, 17 de noviembre de 2017

Descubren un yacimiento de época romana a orillas del embalse de Iznájar en el término de Rute

 Con el 24,06 por ciento de agua embalsada, el pantano de Iznájar refleja la triste realidad de la prolongada sequía. Pero estas malas noticias a veces presentan otra cara de la moneda, y esto es lo que ha ocurrido a orillas de este embalse en la zona del Pamplinar, término municipal de Rute. El bajo nivel de las aguas dejaban al descubierto en el mes de octubre, los restos de antiguos cortijos del siglo pasado, que quedaron sumergidos con la construcción del pantano en la década de los sesenta. Noticia que despertó el interés de los habitantes de la comarca, que comenzaron a visitarlos.
La carretera del Pamplinar se convirtió en un ir y venir de excursionistas que se acercaban a estas orillas del embalse. Es lo que hicieron las arqueólogas iznajeñas Belén Ortiz y Susana Ramírez. Y “un paseo de domingo nos llevó a descubrir un yacimiento arqueológico”, relata Susana Ramírez, convertida desde hace unos días en directora de esta excavación. A poco más de un centenar de metros de las ruinas de los citados cortijos, descubrieron materiales cerámicos muy anteriores, lo que les dio indicios de restos mucho más antiguos.
Con las primeras prospecciones realizadas, “ya podemos decir que es un yacimiento romano dedicado a la producción del aceite de los siglos III y IV de nuestra era”, explica Ramírez, que califica el hallazgo de “potente”. La razón está en los escasos restos arqueológicos de este tipo en la península ibérica, hay otros dos, uno de ellos en Portugal. Con financiación de Diputación, en estos momentos hay 10 arqueólogos realizando una excavación de urgencia antes de que las aguas suban, aunque con la sequía parece poco probable a corto plazo.
El alcalde de Rute y presidente de Diputación, Antonio Ruiz, acompañado por las concejalas de Cultura de Rute e Iznájar, Ana Lazo e Isabel Lobato, respectivamente, han visitado el yacimiento. “Ha sido un día hermoso, porque hemos tenido la fortuna de hacer un viaje por la historia de casi 2.000 años”, ha confesado Ruiz. “Desde Diputación teníamos la responsabilidad de aprovechar el bajo nivel de las aguas para documentar el yacimiento y obtener toda la información”, ha dicho el presidente de Diputación y alcalde ruteño.

Estos primeros días de excavación se centran en descubrir las estructuras que pueda haber y sondeos para conocer la extensión del yacimiento, también se está recopilando material para su estudio en el laboratorio, ha adelantado la directora de la excavación. El profesor de la universidad de Granada, Andrés Adroher, confirma la importancia de este descubrimiento, “no desde el punto de vista monumental, no podemos esperar que aparezcan estatuas o mosaicos, pero sí es espectacular como centro de producción, y podemos entender muy bien como se articula el Genil y su comunicación con el Guadalquivir”. Esta zona del Pamplinar se encontraba junto al Genil, entre los términos de Rute e Iznajár, con huertas y aldeas que quedaron bajo las aguas del embalse. Y habitada desde tiempos remotos, ya que en el cercano cerro Mezquita sí están documentados restos íberos y de otras culturas, también la romana. Este centro de producción de aceite, donde ahora se han encontrado restos de tinajas, piletas y depósitos viene a confirmar la importancia del Genil como vía de comunicación para sacar el aceite de la Bética, de la que se suministró Roma de los siglos I al V de nuestra era. “Este sería uno de esos centros de producción, el tercero que podemos presentar a la comunidad científica”, destaca el profesor Adroher.

La concejala de Cultura del Ayuntamiento de Iznájar, Isabel Lobato, ha reconocido la oportuna visita de las dos arqueólogas iznajeñas para poder sacar a la luz el yacimiento, y ha agradecido el “trabajo rápido y eficaz” que ha realizado el arqueólogo provincial, la consejería de Cultura y la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir para comenzar con los trabajos. Ana Lazo, concejala de Cultura en el Consistorio ruteño ha calificado de “privilegiado” el entorno del embalse y ha anunciado la organización de unas jornadas de puertas abiertas para que todos los interesados puedan conocer el yacimiento.