Directo desde Encinas Reales

sábado, 15 de abril de 2017

Los ruteños con su Nazareno, en un multitudinario Viernes Santo



Con niebla comenzó el Viernes Santo ruteño, a las ocho de la mañana sonaron las campanas de los tronos de Jesús Nazareno y la Virgen de los Dolores. Hermandad que realiza su salida desde la parroquia de Santa Catalina Mártir, con un recorrido que les llevó a las once de la mañana hasta la multitudinaria subida de la calle del Cerro, cuando el sol ya iluminaba las fachadas ruteñas. Después vino el momento para el recuerdo y recogimiento con la subida de los pasos hasta el cementerio parroquial de San Cristóbal; para iniciar desde aquí la larga bajada hasta la calle Granada, bulliciosa y ambientada en un día tan señalado como el Viernes Santo. Pasos que completaron su estación de penitencia a las tres de la tarde. Destacar el acompañamiento musical a cargo de la Banda de Cornetas y Tambores del Santísimo Cristo del Amor, de Tarancón (Cuenca) y la Banda Municipal de Música de Rute y las saetas del malagueño Sebastián Navas Iranzo y la sevillana Pepa Flores Corzo. Cofradía de Jesús Nazareno, Santo Entierro y Nuestra Señora de los Dolores, que vuelve a procesionar por las calles de la villa con el Cristo Yacente, donde se sumó el trío de música de capilla Mare Nostrum, junto a la Banda Municipal de Música, en una procesión oficial con amplia representación de las cofradías y hermandades ruteñas y de la corporación municipal. Cofradía que cuenta con nueva junta de gobierno que preside Francisco Montilla Campos.