domingo, 9 de abril de 2017

Los cofrades más pequeños


Llegando el Viernes de Dolores, son los más pequeños los que se encargan, en Rute, del preámbulo de Semana Santa. Las procesión infantil que organiza el colegio Fuente del Moral, ha llenado las calles del barrio de San Pedro, del retumbar de tambores, penitentes y mantillas. “Más de 500 alumnos participan en este desfile, en un trabajo en el que se implica toda la comunidad escolar”, ha destacado José Antonio Tejero, director del centro.
Es importante que los más pequeños conozcan las tradiciones ruteñas, y que vayan pasando de generación en generación, ha reconocido José Juan Sánchez, profesor del colegio. Durante las últimas semanas, los alumnos han ido preparando tronos, capirotes, imágenes, túnicas, báculos o velas, con materiales sencillos como cartulinas, bolsas y papel. Cortejo procesional completo al detalle, ya que el colegio cuenta hasta con banda de tambores y una corneta, que se han encargado del acompañamiento musical. Quince pasos infantiles, representando la pasión, muerte y resurrección de Jesucristo, han recorrido las calles Herrero, Lucena y Cabra, volviendo al colegio, en una actividad integradora, que busca mostrar la cultura y tradiciones locales.