martes, 21 de febrero de 2017

Las diputaciones socialistas exigen al Gobierno central que los Ayuntamientos con superávit puedan destinarlos a inversiones locales

 Tres asuntos para el desarrollo local han abordo los presidentes de las seis Diputaciones andaluzas gobernadas por el PSOE. La localidad de Rute ha sido sede de esta reunión de coordinación, en la que han participado como anfitrión, el presidente de la institución provincial cordobesa y alcalde ruteño, Antonio Ruiz Cruz, acompañado por la presidenta de la Diputación de Cádiz, Irene García Macías; de Granada, José Entrena Ávila; de Huelva, Ignacio Caraballo Romero; de Jaén, Francisco Reyes Martínez y de la Diputación de Sevilla, y presidente de la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP), Fernando Rodríguez Villalobos.
“Una reunión que pretende coordinar las políticas de estas seis diputaciones, siempre en favor y relacionadas con el municipalismo”, ha dicho Antonio Ruiz, que ha actuado como portavoz de sus compañeros. Los tres grandes temas abordados en la reunión celebrada en el ayuntamiento de Rute, han sido el cambio de normativa para que los Consistorios tengan la libertad de usar en inversiones locales los remanentes de crédito. También se ha abordado la necesidad de conversión en autovía de la N-432 Granada-Badajoz y, por último, la mejora de los caminos rurales.

Según Ruiz, ha llegado el momento de que se permita a aquellos Ayuntamientos “que han hecho sus deberes con los planes de saneamiento, y que cumplen con los objetivos de estabilidad y morosidad, tengan la libertad de utilizar los superávit en inversiones en los propios municipios”. El presidente de la Diputación de Córdoba hace esta petición al Gobierno central “porque no es de recibo que haya Ayuntamientos que no tienen deuda con entidades financieras y que tengan que tener su superávit guardado, sin poder invertirlo en beneficio de sus vecinos”. Ruiz ha cifrado en 4.500 millones de euros, los remanentes de crédito que en 2016 tenía la administración local en toda España. “Eso correspondería a uno de los Planes E de la etapa del gobierno de Zapatero, uno de los principales planes de inversión que se ha hecho en el ámbito local en nuestro país”, según Ruiz que ha exigido “que esos recursos estén a disposición de los Ayuntamientos para poder invertirlos, y que no tengan por ley que destinarse a cancelar deuda anticipadamente o incluso estar depositados en los bancos, en aquellos Consistorios que no tienen deuda”. 
El tercero de los asuntos puestos sobre la mesa, ha sido el de las inversiones en los caminos rurales. “Estamos hablando de que el sector agroganadero tiene un peso muy importante en el desarrollo económico y social de los municipios y necesitamos tener las infraestructuras necesarias”, ha argumentado Antonio Ruiz. El presidente de la Diputación de Córdoba, ha adelantado que este asunto “lo hemos tratado con la Consejería de Agricultura de la Junta de Andalucía, que ha anunciado la disposición de un plan de inversión, de la mano de las diputaciones, para esos caminos rurales, la mayoría de titularidad municipal”.
Estamos hablando que en los tres próximos años, la Consejería de Agricultura aportará ocho millones de euros en cada provincia, para invertir en esos caminos, junto con la aportación que desde las administraciones locales –diputaciones y ayuntamientos- seamos capaces de hacer, seguramente de un 40 por ciento, por lo que estaremos hablando de un buen trabajo de acondicionamiento, mejora y modernización de estas infraestructuras”, ha subrayado Ruiz. Esta reunión concluyó con una visita al Museo del Anís, donde su director, Anselmo Córdoba, explicó la tradición centenaria de los destilados ruteños.