Directo desde Encinas Reales

lunes, 11 de abril de 2016

Gran Mezquita de Oro para el aceite de oliva virgen extra Conde de Mirasol


 El aceite de oliva virgen extra ruteño Conde de Mirasol ha sido galardonado con el premio Gran Mezquita de Oro, al obtener la máxima calificación en su categoría de aceites de oliva virgen extra sin DOP (denominación de origen protegida). Máxima distinción en aceites frutados verdes para Conde de Mirasol, que ya el año pasado obtuvo la medalla de plata. Estos Premios Mezquita de Córdoba corresponden al tercer Concurso Ibérico a la calidad del aceite de oliva virgen extra, y que convoca la Academia del Vino de Córdoba. Como ha señalado el gerente de la empresa Aceites de Mirasol SL, Francisco Trujillo, el aceite Conde de Mirasol es de categoría Premium, un frutado intenso de aceituna verde, “con matices de plantas aromáticas y hortalizas como la alcachofa y tomatera y con notas frutales de plátano verde y manzana, aceite complejo equilibrado y armónico en todos sus atributos olfato-gustativos”. En la categoría a la que se ha presentado este aceite ruteño, han concurrido 82 aceites de España y Portugal. Precisamente en Portugal ha conseguido la única medalla de plata, de todos los participantes, en la categoría de frutado verde medio, en el sexto Concurso Internacional de Aceites Virgen Extra Ovibeja.
Paralelo a este galardón, esta empresa ha estado presente en la 30 edición del Salón Gourmets celebrado en Ifema Madrid, del 4 al 7 de abril. Lo ha hecho con sus aceites de oliva virgen extra Conde de Mirasol y Hadrianus. Esta cita reúne desde 1987 a las mejores firmas de alimentación y bebidas delicatessen. Francisco Trujillo ha valorado la presencia de la empresa ruteña en este salón, por el número de contactos conseguidos, tanto en tiendas gourmet y restaurantes de toda España, especialmente en San Sebastián y Bilbao, como los contactos internacionales con Francia y Hungría y afianzando los contactos ya existentes en Alemania o Dubái. El maestro coctelero, Antonio Montes, presentó en este salón un cóctel que aúna el aceite Conde de Mirasol y el anís de Rute.