Directo desde Encinas Reales

lunes, 14 de marzo de 2016

La Federación Española de Bebidas Espirituosas reconoce con una réplica de un alambique ruteño a altos cargos del Gobierno


 La Federación Española de Bebidas Espirituosas (FEBE) en su XLI Asamblea General Anual, celebrada en Madrid este mes de marzo, ha contado con la presencia y respaldo de autoridades como el ministro de Turismo, José Manuel Soria, la directora de la Dirección General de Tráfico, María Seguí y el delegado del Gobierno del Plan Nacional Contra las Dogras, del Ministerio de Sanidad, Francisco Babín.
Asamblea en la que se analizó el trabajo y compromiso social de la FEBE, con los buenos resultados obtenidos en la campaña conjunta con el Ministerio de Sanidad, denominado ‘Menores ni una gota. Más de 100 razones para que un menor no beba alcohol’, al que se han adherido más de 350 Ayuntamientos. También la FEBE en colaboración con la Dirección General de Tráfico vienen trabajando en la campaña ‘Cero alcohol al volante’, a través del programa ‘Los Noc-turnos’ con el que se quiere concienciar a los jóvenes sobre el peligro de combinar alcohol y conducción, haciendo hincapié en que en las salidas el conductor no beba alcohol. Campañas exitosas que recibieron el apoyo de los miembros del Gobierno. Tanto el ministro Soria, como la directora de la DGT, María Seguí, como el responsable del ministerio de Sanidad, Francisco Babín fueron reconocidos por la FEBE, que les entregó una réplica de un típico alambique ruteño, en cuya entrega participó el director del Museo del Anís, y miembro de la junta directiva de FEBE, Anselmo Córdoba.
Una asamblea general en la que se ha hizo balance económico positivo, después de años de crisis en el sector, con un crecimiento del 2,5 por ciento en las ventas y comercialización durante 2015. Un informe económico, que presentó el director de FEBE, Bosco Torremocha, quien destacó que la industria de bebidas espirituosas es un sector creador de riqueza y empleo, capaz de generar en nuestro país un volumen de negocio valorado en 7.585 millones de euros y crear cerca de 330.000 puestos de trabajo directos e indirectos.