Directo desde Encinas Reales

viernes, 4 de marzo de 2016

Cáritas Rute atendió el año pasado a 525 personas


 Los párrocos ruteños, Carmelo Santana y Juan Carrasco han hecho balance de la labor de Cáritas en la localidad. Le han acompañado Julián Sánchez y Puri Redondo, voluntarios de Cáritas Rute. Durante 2015, esta institución, “que es la expresión de la Iglesia para atender a los más desfavorecidos”, en palabras de Santana, ha atendido a 525 personas. En este periodo los ingresos fueron de 6.679 euros, siendo los gastos superiores, de 8.461 euros. Este desfase de 1.682 euros se ha podido afrontar gracias al superávit existente de años anteriores, como señaló Julián Sánchez.
La mayoría de la ayuda ha sido en alimentos, a los que se destinaron 3.900 euros y ayuda al pago de alquileres y consumo eléctrico, con 2.800 euros. También se han pagado gastos, de menor cuantía, de farmacia, óptica o logopedia, entre otros. Como señaló el sacerdote Juan Carrasco, se valoran especialmente las aportaciones de alimentos infantiles o pañales o productos de aseo e higiene. Cáritas Rute también cuenta con un ropero, y se financia a través de suscripciones, donativos y colectas, y la componen los párrocos y 11 voluntarios, como explicó Puri Redondo. A pesar de que los indicadores económicos hablan de mejoría, esta no llega a las capas más desfavorecidas, indicó el sacerdote Carmelo Santana, quien hizo un llamamiento para que más ruteños se impliquen en la labor de Cáritas.