Directo desde Encinas Reales

miércoles, 4 de noviembre de 2015

El Museo del Azúcar de la Flor de Rute presenta una reproducción de la Torre Eiffel

 Juan José Garrido, maestro pastelero ruteño, se ha atrevido este año con una reproducción de unos de los “monumentos más reconocibles del mundo”. Así, el Museo del Azúcar de la Flor de Rute expone la Torre Eiffel, enteramente realizada en azúcar y con unas dimensiones a escala, de metro y medio de altura. Las particularidades de este conocido monumento, especialmente esbelto, hicieron a Garrido plantearse en un principio su ejecución en azúcar, de hecho “llené dos cajas de roturas y pruebas, hasta que no di con la base y el ángulo exacto de los arcos de los pilares que son los que dan estabilidad a las plantas superiores”, explica.
En el mes de marzo comenzó el trabajo, “hasta julio en que la terminamos, y en septiembre le dimos los últimos toques”, señala orgulloso este maestro pastelero que ha acometido otros trabajos en azúcar y que reconoce que este último ha sido “un reto al abordar todo un símbolo”. Todos los destalles de los 324 metros de la Torre Eiffel se reproducen ahora en Rute enteramente en azúcar. “Y esta siendo una pieza que está llamando mucho la atención de los visitantes”, explica Garrido.

En este museo ruteño se expone 'Andalucía en Azúcar', una sala con los monumentos más representativos de todas la provincias andaluzas, como la Mezquita, la Giralda o la Alhambra, entre otros. También personajes en azúcar como Picasso, la duquesa de Alba o Lola Flores. Un mundo de azúcar que también reproduce la Basílica de San Pedro o el Castillo de Disney. Una colección única en toda España, que recibe miles de visitantes cada año.