martes, 29 de septiembre de 2015

La tormenta provoca una riada de barro y broza que afecta a la travesía de Zambra


 El Ayuntamiento ruteño solicitará a la consejería de Obras Públicas, Medio Ambiente y a la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, una actuación en la pedanía de Zambra para evitar avenidas de agua y barro como la que sufrió tras la tormenta de este lunes. Así lo ha adelantado el alcalde ruteño, Antonio Ruiz, que ha explicado que los técnicos municipales están elaborando un informe sobre los puntos en los que hay que actuar. Ruiz considera urgente ampliar el diámetro de las canalizaciones que atraviesan la A-331 a su paso por Zambra, y se ha referido a una que recoge gran caudal de toda la zona conocida como La Torre, y que este lunes se atoró provocando que toda la avenida de agua discurriera por la propia travesía de la A-331 y afectando a la calle Prado. La riada, en menos de una hora cayeron unos 20 litros por metro cuadrado, dejó barro y broza en parte de la pedanía, aunque no hay que lamentar daños mayores en viviendas. Inmediatamente maquinaria y operarios municipales comenzaron con la limpieza, que ha quedado prácticamente terminada este martes.