Directo desde Encinas Reales

viernes, 15 de mayo de 2015

El patio de Anselmo Córdoba, el mejor de la Subbética y de la provincia

El patio de Anselmo Córdoba se ha convertido en un referente de los patios cordobeses en la provincia. El espectacular entorno en el que está ubicado, cerca del Museo del Anís y el trabajo que le dedica la familia Córdoba a lo largo del año, le han hecho ganador por tercer año, del Concurso de Patios, Rincones y Balcones de la Subbética, galardón al que hay que sumar el primer premio del primer concurso de patios convocado por Diputación. Un galardón dotado con 400 euros, que irán destinados a la mejora de este patio. Esta tercera edición del concurso ha contado con un centenar participantes de las localidades de Rute, Carcabuey, Iznájar, Lucena, Luque, Priego de Córdoba, Benamejí, Doña Mencía y Zuheros.

Presentes en el acto, celebrado en el patio de Anselmo Córdoba, han estado los alcaldes de Rute, Antonio Ruiz, quien ha apostado por ir todos los municipios de la Subbética juntos. La alcaldesa de Iznájar, Isabel Lobato, la alcaldesa de Luque, Felisa Cañete, y la alcaldesa de Zuheros y presidente de la mancomunidad, Manoli Romero, además de los concejales de Turismo de Rute y Priego de Córdoba, Mariló Peláez y Juan Ramón Valdivia, respectivamente, y el presidente del CIT Subbética, Antonio Rabasco.

El patio del Museo del Anís, dirigido por Anselmo Córdoba, cuenta con un entorno de dependencias de estilo tradicional, como dormitorios, una gran cocina y sobre todo la bodega de brandy de Destilerías Duente. Alrededor de una fuente, estilizada por tres cipreses y varios limoneros centenarios se disponen un gran número de macetas, que “son una colección con ejemplares únicos, que ofrecen un itinerario botánico que despierta aún más el interés de la visita”, ha destacado Anselmo Córdoba, quien ha dedicado su premio ”a todos los subbéticos participantes en el concurso, por hacer nuestra vida más bonita y colorida y hacer esta tierra más visitable”. En cuanto al balcón galardonado está, en el número 77 de la calle Priego, que presentan una colección de macetas tanto en la baranda como en la fachada, que ha lucido especialmente, junto a otros tres balcones participantes en el concuros, duante las pasadas fiestas en honor a la Virgen de la Cabeza.