sábado, 4 de abril de 2015

Silencio y oración con la procesión de Nuestra Señora de la Soledad


Justo en la medianoche del Viernes al Sábado Santo Santo, la procesión de la Nuestra Señora de la Soledad llama a los ruteños al recogimiento y la oración. En una estación de penitencia marcada por el retumbar del cuerpo de tambores enlutados que lleva la procesión. Una cofradía fundada en 1937, con salida desde la ermita de La Soledad a las 0 horas, teniendo un recorrido de dos horas y media por las calles de la villa, pasando por enclaves únicos como el pintoresco Chorreadero. Esta cofradía ha experimentado una importante revitalización en los últimos años, contando ya con más de 200 hermanos. Virgen que este año estrena un puñal dorado y un incensario para la procesión. El responso al final del recorrido, junto al cementerio parroquial de San Cristóbal está cargado de emotividad.