Directo desde Encinas Reales

lunes, 23 de febrero de 2015

Inmenso carnaval

 Dos multitudinarios pasacalles han puesto el punto y final al carnaval ruteño. Durante nueve días, la villa ha vivido una de sus grandes fiestas locales. La intensidad con que los ruteños se toman estas jornadas carnavalescas, las hace únicas en toda la provincia. Desde el más genuino mascarón, con que son conocidos aquellos que se visten con cuatro trapos y máscaras, y salen absolutamente todos los días, a veces cambiando de disfraz mañana y tarde; a las murgas, que con sus letras repasan, con sarcasmo y gracia, la actualidad, a los eventos colectivos, como pasacalles de los escolares y el entierro de la sardina.
Y este fin de semana, el sábado con el pasacalles temático. Este año, dedicado al mundo del oeste, con miles de participantes, y que cuenta cada vez con más visitantes. Así, cowboys, indios, el Séptimo de Caballería, chamanes, cactus, carretas, tramperos, vaqueros y cuatreros, e incluso carteles andantes con el típico se busca: ‘Wanted’, desfilaron en son de paz por las calles del municipio. Desde el portavoz del PP, David Ruiz, con toda la familia vestida de cabareteras, al alcalde, Antonio Ruiz, con su disfraz de tahúr, no faltó nadie en el desfile.Y este Domingo de Piñata, toda la imaginación vertida en centenares de disfraces y colorido, volvió a desfilar, para poner el final a una fiesta en la que participa absolutamente todo el pueblo.