Directo desde Encinas Reales

martes, 30 de septiembre de 2014

Los pescadores satisfechos con la nueva orden de vedas del embalse de Iznájar, aunque trabajarán para terminar con todas las restricciones

Los pescadores deportivos han valorado la modificación de la orden de vedas que afecta al embalse de Iznájar, normativa que la Junta ha publicado este martes. Tanto el presidente de la Asociación Medioambiental de Pescadores Lago de Andalucía, Juan Manuel García, como Miguel Amorós, presidente de la Sociedad de Pescadores de Rute, han mostrado su satisfacción con el paso dado. “Ya se puede volver a pescar con caña de carrete en las zonas habilitadas, y que estaban cerradas a esta arte desde la orden del pasado 11 de mayo”, ha explicado García, que ha añadido que con esta modificación “se ha dado un buen paso en el fomento de la pesca en el embalse de Iznájar”. Hasta ahora, las vedas eran muy restrictivas, y respondían a la presencia en aguas del embalse de especies invaoras como el siluro y el mejillón cebra.
Para las especies pescables, aun se mantienen algunas restricciones, “como los 100 metros de longitud máxima del sedal de monofilamento de nylon o fluorocarbono, que debe tener un grosor máximo de 0,25 milímetros”, ha especificado Miguel Amorós. En el caso de los ciprínidos, especies como barbos, bogas y carpas, frecuentes en el embalse, la orden fija el tamaño de los anzuelos a un centímetro de longitud de tija y 0,5 centímetros de apertura.
Para las vedas de 2015, los pescadores trabajarán para que se eliminen todo tipo de restricciones para las especies permitidas, para ello pretenden estar presentes en el consejo provincial de biodiversidad de la Junta, que fijará las órdenes de veda para 2015.. “A raíz de la manifestación del 29 de junio, se ha constituido la nueva Asociación Medioambiental de Pescadores Lago de Andalucía, que pretende velar por la calidad de las aguas del embalse y limpieza de las orillas”, según Juan Manuel García, además de estar presentes en este consejo, que se reunirá el próximo viernes, y fomentar la pesca en el pantano de Iznájar. Una actividad deportiva que reporta beneficios a las localidades ribereñas, ha recordado García, que ha agradecido a los alcaldes de Rute, Iznájar y Lucena, por su implicación. “De lo contrario, no hubiéramos tenido esta nueva orden”, ha añadido.