Directo desde Encinas Reales

miércoles, 25 de junio de 2014

Convocada una manifestación en Iznájar contra las restricciones de pesca en el embalse

Las medidas medioambientales que afectan al embalse de Iznájar, tomadas por la Junta para controlar y evitar la propagación de dos especies invasoras, como el siluro y el mejillón cebra, han provocado la reacción de los pescadores y sectores involucrados en el desarrollo económico de este embalse. Colectivos que han convocado una manifestación en Iznájar para el próximo domingo 29 de junio. Clubes de pesca deportiva, comerciantes de la zona y alcaldes, como el de Rute y la alcaldesa de Iznájar, han mostrado su disconformidad con estas medidas, como ha explicado Ángel Pérez, uno de los convocantes de la manifestación, ya que hacen prácticamente imposible la pesca en este embalse, al prohibirse la utilización de la caña con carrete. Ángel Pérez no entiende estas medidas, “cuando hay muchos embalses con siluros y mejillón cebra y se permite la pesca y la navegación”.
Los pescadores consideran que se han puesto unas medidas “radicales”, ya que solo se permite la pesca con caña de tubo y anzuelo de un centímetro, un arte inadecuado para la pesca de barbos, carpas, black-bass o bogas, que son las especies para las que está permitida la pesca deportiva, y que atraen todos los fines de semana a centenares de pescadores de todas las provincias limítrofes.

Como recuerda José Manuel García, pescador ruteño, la propia consejería de Medio Ambiente, ha reconocido que la veda dictada para el pantano de Iznájar es errónea, pero su modificación puede tardar hasta un año, para entonces, la riqueza que proporcionan los cientos de pescadores y acompañantes, se habrá ido a otros embalses. La manifestación partirá el domingo 29 de junio a las 10 de la mañana desde el hotel Caserío de Iznájar y llegará hasta los puentes sobre el embalse.