Directo desde Encinas Reales

sábado, 19 de abril de 2014

Soledad y silencio en la madrugada del Viernes Santo al Sábado Santo

En la madrugada del Viernes Santo al Sábado Santo, la noche se llenó con el sonido bronco de los tambores enlutados de la cofradía de Nuestra Señora de la Soledad, que en la media noche, parte en procesión desde su santuario, junto al cementerio parroquial de San Cristóbal. Esta cofradía ha experimentado una importante revitalización en los últimos años, contando ya con más de 200 hermanos. Virgen que este año ha completado su nueva candelería y estrenado faldones para el paso, además de una nueva Cruz de Guía. El responso al final del recorrido, pasadas las dos de la madrugada, junto al cementerio parroquial de San Cristóbal estuvo cargado de emotividad.