domingo, 20 de abril de 2014

La lluvia impide por segundo año la procesión del Resucitado

Después de una Semana Santa radiante, el tiempo ha cambiado radicalmente y la lluvia de este Domingo de Resurrección ha impedido la salida procesional de Jesús Resucitado.  La imponente talla del Resucitado, portada por 36 costaleros, fue mecida en el interior de la parroquia de Santa Catalina Mártir, mientras la Banda de Cornetas y Tambores Santísimo Cristo de la Vera-Cruz, de Utrera (Sevilla), interpretaba marchas procesionales. Una vez finalizada la misa de Pascua, a las 11,30, la decisión de no procesionar por las calles de Rute, ya estaba tomada por la junta de gobierno de la cofradía, ya que llevaba toda la mañana lloviendo. El acto se desarrolló por espacio de 50 minutos en el interior del templo. El año pasado, esta imagen tampoco pudo realizar su estación de penitencia por los mismos motivos.