jueves, 23 de enero de 2014

El Ayuntamiento dedica una calle a la empresaria Teresa Córdoba

El Ayuntamiento de Rute dedicará una calle a Teresa Córdoba, por su trayectoria empresarial. Una decisión que ha tomado la corporación municipal, como homenaje a una mujer que aún sigue activa, pendiente de destilerías Duende y el Museo del Anís, a la que ha dedicado toda su vida. Es en su infancia cuando se forja en el oficio del mundo del anís y los licores, de la mano de su padre, Anselmo Córdoba Barrera, siempre ha sido una empresaria con el tesón y la constancia como norma. Su iniciativa le lleva a introducir otros destilados como el vodka y la ginebra, en los años setenta del siglo pasado, o macerados como el rosolí y el pacharán. Mujer activa que aun frecuenta la destilería, como presidenta de honor de la junta directiva. También ha dedicado más de 30 años a la Patrona de Rute, la Virgen del Carmen, de la que ha sido camarera.
Teresa Córdoba, reconoce que la decisión de dedicarle una calle “me sorprendió, porque no soy persona que quiera resaltar, pero si las circunstancias me han llevado a este momento, lo acepto, porque a nadie le amarga un dulce”. Su sobrino, y actual director del Museo del Anís, Anselmo Córdoba, ha mostrado su satisfacción; “tanto en el plano familiar como empresarial estamos tremendamente contentos y debemos agradecer al Ayuntamiento y al pueblo este reconocimiento a toda una vida de trabajo. Y lo más importante y bonito es que se le ha hecho en vida”. Además, la calle que llevará el nombre de Teresa Córdoba, se encuentra en las inmediaciones de la destilería y el Museo del Anís.

Fue el alcalde de Rute, Antonio Ruiz, quien entregó a Teresa Córdoba, la placa de la calle con su nombre, en el transcurso del programa de Canal Sur, ‘Cerca de ti’, en el que también se homenajeó a otros tres ruteños, como el espíritu de lucha de la niña Elena García; Andrés Reina, un joven al que le dedicó una canción su comparsa de carnaval, y el periodista ruteño, Rafael Martínez Simancas, que presentó su libro ‘Sótano octavo’, basado en su lucha contra el linfoma.