miércoles, 30 de enero de 2013

La aprobación provisional del PGOU termina con años de incertidumbre urbanística


Todos los grupos políticos se han felicitado por la aprobación provisional en el pleno municipal, del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Rute. Incluso el alcalde, Antonio Ruiz, ha calificado de “histórico” este pleno. Y es que el municipio tenía las Normas Subsidiarias (NN.SS.) paralizadas desde 2007 por una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, y se regía por unas normas urbanísticas muy anteriores, de 1988.
“Después de todos estos años con la problemática del urbanismo, se ha conseguido esta aprobación, sin fisuras entre los grupos políticos”, ha destacado el portavoz del PP, José María Benítez. En el mismo sentido se ha manifestado el portavoz de IU, José Macías. “Al final hemos llegado a un buen acuerdo, creemos que es el mejor para Rute, y termina con esta incertidumbre urbanística”, ha dicho Macías, que resalta el trabajo de consenso entre grupos políticos, equipo redactor del PGOU y técnicos municipales.
“Estoy contento, estas son cuestiones que hacen sentirte satisfecho dedicándote a la política”, ha reconocido el alcalde, Antonio Ruiz, (PSOE). “Llevábamos muchos años en estado de parálisis urbanística, que ha perjudicado mucho a las empresas”, ha reconocido el regidor ruteño, para quien a partir de ahora, muchos ruteños que tienen casas, parcelas, y que quieren construir, “dentro de muy poquito lo van a poder hacer”. Durante estos años, la zona más conflictiva ha sido la de Las Pozas donde hay viviendas e industrias, la solución ha estado en incorporar las peticiones de todas las partes.
Con la abstención del PP y los votos favorables del PSOE e IU, se ha aprobado una moción presentada por IU y promovida por los comerciantes locales para que la Diputación ajuste la tasa de recogida de residuos sólidos urbanos a comercios, dentro de una proporcionalidad, entre los que más y menos residuos originan. También se ha aprobado, con los votos del equipo de gobierno, y la abstención de la oposición, la adjudicación del servicio integral de alumbrado público a la empresa Elecor SAU Energia. Un punto negociado entre los ediles hasta el último momento, y que retrasó en quince minutos el inicio de la sesión plenaria.