Directo desde Encinas Reales

miércoles, 31 de octubre de 2012

El alcalde y concejales liberados destinarán sus pagas extras de Navidad a fines sociales


El alcalde ruteño, Antonio Ruiz, ha anunciado que tanto él como los otros dos concejales liberados del grupo socialista, Belénn Ramos y Manuel Muñoz, renunciarán a las pagas extras de Navidad. Ruiz ha criticado la medida del Gobierno de Rajoy por la que se suprime esta paga a todos los trabajadores públicos, medida que no afecta a los cargos políticos, “cuando debemos ser los primeros en dar ejemplo”, según Ruiz. “Desde el grupo municipal socialista entendemos que somos empleados públicos, y en consecuencia vamos a renunciar a la paga extra de Navidad”, ha dicho el alcalde. Y más, cuando hay personas que con esta crisis están incluso “pasando hambre”, ha argumentado el regidor ruteño.
En bruto, las tres pagas extras suman 6.780 euros, y se van a destinar “a fines sociales en nuestra localidad, irán a parar a la asamblea local de la Cruz Roja, la junta local de la Asociación española contra el Cáncer, Cáritas de Rute, Arapades y la asociación Cuenta Conmigo”, ha enumerado Antonio Ruiz. A cada asociación corresponden 1.356 euros.
 Ruiz también ha hecho balance del banco de alimentos puesto en marcha por la concejalía de Servicios Sociales, y cuya primera fase ha terminado ahora, “con 315 personas atendidas y 3.400 kilos de alimentos repartidos”. Llega ahora la segunda fase, con 7.752 kilos a repartir de arroz, legumbres, conservas y alimentos infantiles como cereales, leche de continuidad y potitos. Ruiz sí ha denunciado que el banco de alimentos europeo “está en peligro por decisión de la derecha europea, y en el momento que más falta hace”.
El alcalde ruteño ha lamentado las declaraciones de la parlamentaria popular Rosario Alarcón, sobre el arreglo de la carretera de Encinas Reales. “Es de risa escuchar de una parlamentaria que un Ayuntamiento tiene que arreglar una carretera autonómica”, según Ruiz.  Al pleno de noviembre irán los presupuestos municipales para 2013. Con un montante de 7 millones de euros, las cuentas municipales serán muy restrictivas en gasto corriente, con 3,5 millones de euros en gasto de personal y 1,4 millones de euros de pago a bancos correspondiente a la cantidad que corresponde en 2013 por el plan de pago a proveedores.