miércoles, 11 de julio de 2012

Multas de hasta 500 euros para quien deje excrementos caninos o perturbe el descanso de los vecinos

El concejal de Servicios e Infraestructuras, Manuel Muñoz, ha pedido la concienciación de los ciudadanos que poseen animales domésticos, especialmente perros. Y ha recordado que existe una ordenanza municipal, recientemente aprobada en pleno, que regula y sanciona aspectos como los excrementos de estos animales en vías públicas o sus ruidos en horario nocturno.


El Ayuntamiento ruteño ha emprendido una campaña informativa, porque “la tenencia de perros, requiere de sus propietarios una serie de obligaciones”, ha señalado Muñoz. Entre las principales están el tener registrados en el ayuntamiento los perros de compañía, que no tengan un destino deportivo como la caza. Este registro municipal cuesta 15 euros y se realiza una sola vez Los perros en las vías publicas deberán ir con su correa y aquellas razas catalogadas como peligrosas, con bozal. El concejal también ha recordado a los dueños, que los excrementos caninos deberán recogerlos.

Manuel Muñoz ha anunciado que la policía local hará en los próximos días un seguimiento de estos animales, y ha recordado que la ordenanza municipal establece unas sanciones de 75 a 500 euros para los dueños de animales que dejen aceras y espacios públicos sus excrementos, no vayan con correa y bozal o perturben con sus ladridos el descanso de los vecinos.

Así mismo, el responsable de Servicios e Infraestructuras ha recordado que está prohibido depositar la basura orgánica en sus contenedores antes de las siete de la tarde, con el fin de evitar malos olores. Muñoz también ha pedido a los vecinos que no abandonen junto a estos contenedores de residuos urbanos, grandes enseres como muebles o electrodomésticos, ya que existe en el polígono de Las Salinas una zona para este tipo de grandes deshechos.