Directo desde Encinas Reales

sábado, 29 de octubre de 2011

Los presupuestos municipales 2012 tendrán que ser consensuados con la oposición

Los grupos de la oposición, IU y PP, han obligado al equipo de gobierno socialista, que se encuentra en minoría, a dejar sobre la mesa el principal punto del pleno, los presupuestos municipales 2012. La falta de tiempo para su estudio ha sido uno de los motivos esgrimidos por la oposición, cuyos dos grupos políticos también han pedido consenso en los recortes laborales del personal del Ayuntamiento.


José María Benítez, portavoz del PP, se muestra optimista con llegar a un acuerdo presupuestario. Sobre los recortes laborales, Benítez también los supedita al acuerdo de todos los grupos políticos. El PP sí ha apoyado la subida de un 7,5 por ciento de las tasas municipales para el año que viene, en las que están incluidas las de alcantarillado, licencias de urbanismo, suministro de agua, servicios deportivos o recogida de basura. Para Magdalena Baena, de IU, “nuestra sorpresa ha sido que con nosotros no se ha contado”, en referencia a la subida de tasas municipales y elaboración de los presupuestos. Baena critica que se esté gobernando “a espalda nuestra”, recordando que los resultados de las elecciones municipales obliga al PSOE al máximo consenso con el resto de grupos. “No estamos de acuerdo con las medidas laborales, especialmente con los despidos”, según la concejala de IU.

El alcalde ruteño, Antonio Ruiz, defendió las reuniones que su equipo lleva a cabo con los grupos de la oposición, “muchísimas más que antes”. Y aunque estima imprescindibles la reducción de jornada a 11 trabajadores municipales y el despido de otros cuatro, para cuadrar los presupuestos 2012, habrá que esperar para aprobar estas cuentas municipales. El alcalde acusó a IU de haber realizado más despidos cuando le tocó gobernar. “Viene época electoral y tendrá que ser después” del 20 de noviembre, cuando se vuelvan a llevar al pleno los presupuestos, reconoce Ruiz.