viernes, 14 de octubre de 2011

Detectadas graves deficiencias en el nuevo estadio de municipal de fútbol

El nuevo estadio municipal de fútbol de Rute, presupuestado en 800.000 euros, acumula una serie de deficiencias que han indignado al subdelegado del Gobierno, Jesús María Ruiz y al alcalde, Antonio Ruiz. Las gradas están mal orientadas, además tienen filtraciones hacia los vestuarios y gimnasio construido bajo ellas; el foso de salto de longitud está entre la portería y una pared, no hay preinstalación para las torretas de iluminación, cuyo tendido eléctrico tendrá que ser aéreo, la pista de atletismo no tiene las dimensiones reglamentarias o la caldera de calefacción está montada fuera de la sala que tenía asignada, por lo que habrá que hacer una nueva edificación para cubrirla.


De momento el Ayuntamiento no ha recepcionado esta obra realizada con planes anticrisis del gobierno central, en una cuantía de 400.000 euros, más otros 400.000 euros aportados por la Junta para la instalación del césped artificial. “En mi opinión, que no es cualificada pero sí con la experiencia de haber visitado muchas infraestructuras, esta obra está mal diseñada, mal planteada y mal ejecutada”, según el subdelegado del Gobierno.

Para el alcalde ruteño, el proyecto “no está bien, porque no considero que las gradas se puedan poner donde da el sol”. Ahora toca solucionarlo, “como tantas cosas que hemos heredado, y así lo vamos a hacer, sin que para el Ayuntamiento suponga un coste adicional” ha asegurado Antonio Ruiz. El subdelegado está convencido de que “no cabe ninguna duda de que sabremos convencer a la empresa para que subsane todas las deficiencias”.

Jesús María Ruiz presidió en Rute la última junta local de seguridad, con resultados muy positivos, tanto por la coordinación entre Policía Local y Guardia Civil como por los índices delictivos. Ruiz situó a Rute en una tasa por debajo de la media de la provincia, con 15 infracciones penales por cada mil habitantes.