Directo desde Encinas Reales

viernes, 9 de septiembre de 2011

La oposición utiliza el pleno para hacer balance de los 3 primeros meses de legislatura

El último pleno municipal en Rute ha servido para que los grupos políticos hagan balance de los tres primeros meses de la legislatura municipal. Desde el PP, José María Benítez mostró una serie de anomalías en infraestructuras municipales y mobiliario urbano; desde la falta de limpieza en paseos, deterioro de parques infantiles o el estado de los semáforos en la travesía de Rute. Benítez ha pedido al equipo de gobierno que priorice en cuestiones de seguridad. Sobre la preocupante situación económica del Consistorio, el concejal popular David Ruiz ha mostrado toda su colaboración con el equipo de gobierno socialista para pedir ayudas a la Diputación. “Ha habido un adelanto de 240.000 euros y voy a intentar que nos adelanten desde la Diputación los 600.000 euros que ha requerido el Ayuntamiento ruteño”, según el edil del PP.


Desde IU, su portavoz, José Macías, calificó de incumplimientos electorales el que no haya estado abierto con normalidad el pabellón de deportes durante agosto o el que no se haya creado la concejalía del mayor. “Lo que recrimino al equipo de gobierno es que durante la campaña se prometió que el pabellón de deportes se iba a abrir incluso los domingos durante las vacaciones y no se ha hecho”, ha explicado Macías, recordando que una cosa son esas promesas y otra las posibilidades de los ayuntamientos en época de crisis.

“Es materialmente imposible que en tres meses cumplamos todo nuestro programa electoral”, así ha respondido el alcalde ruteño, Antonio Ruiz, a las críticas de IU y PP. “Estamos haciendo lo imposible con los recursos que tenemos” según el alcalde, quien reconoce auténticas “dificultades” incluso para pagar las nóminas de los trabajadores municipales. Ruiz destacó de los puntos plenarios la desafectación de la parcela del antiguo matadero municipal para la ubicación de una nueva empresa y la modificación urbanística del PPR-8, para que pueda desarrollarse esa zona, de la que están pendientes muchos propietarios de Pontanillas-Vaquerizas.