jueves, 7 de abril de 2011

La Duquesa de Alba, Arriera de Honor

La Fundación Casa del Burro y Adebo han sumado una nueva celebridad, la Duquesa de Alba, a su causa conservacionista a favor de las razas de burros en peligro de extinción. Cayetana de Alba ha respondido positivamente al regalo de dos pollinos de Adebo, acudiendo a la reserva de burros que hay en la sierra de Rute, para amadrinar a estos dos burritos, a los que bautizó con anís, con el nombre de Pepín y Rosa.


Cayetana Fitz-James Stuart suma al medio centenar de condecoraciones y títulos honoríficos la distinción de Arriera de Honor, que le otorga Adebo. El presidente de esta asociación, Pascual Rovira, destacó la sensibilidad y el cariño por los animales que tiene la duquesa, que además se llevará los dos burritos a sus fincas de El Carpio y de Gerena, en Sevilla. Se trata de dos animales nacidos hace cuatro meses, “el macho hijo de Arriera, apadrinada por el periodista Tico Media, y Califa, apadrinado por Antonio Gala, y la hembra es hija de Camila, burra apadrinada por Camilo José Cela, y el burro Sietesoles, apadrinado por José Saramago”, detalló Rovira.

Cayetana reconoció sentirse muy a gusto en la sierra de Rute. Siempre apoyada en su asistenta atendió a la prensa y al público presente en el acto, acarició los burritos y justo en el momento de bautizarlos pensó en sus nombres. La duquesa quiere tener a estos animales cerca, en dos de sus fincas, pero sí pidió a Pascual Rovira que los trasladara con el tiempo adecuado para separarlos de sus madres.

“Es una de las más importantes personalidades que han venido a la Casa del Burro, después del apoyo de la reina doña Sofía, y esto tiene una repercusión muy importante y es una promoción para Rute”, resaltó la concejala de Cultura, Magdalena Baena, quien reconoce que “a todos nos ha dado la impresión de ser una persona muy sensible con los animales, y tiene mérito estar aquí en plena sierra, lo que es de agradecer y es un honor”, según Baena. Impresiones en las que coincide el diputado provincial de Participación Ciudadana, Antonio Ruiz, quien destacó la “vitalidad y el esfuerzo por implicarse en causas como ésta”. En la Fundación Casa del Burro participan Adebo, Ayuntamiento de Rute y Diputación, con el fin de apostar “por los valores naturales que unen la sociedad, la cultura y el arte”, recordó Ruiz.

Justo antes de subir a la Casa del Burro, Cayetana visitó brevemente el Museo de la Flor de Rute, donde se expone una figura en azúcar de la Duquesa de Alba, vestida de sevillana y a tamaño natural. “Ha estado genial, nos ha felicitado por tenerla en azúcar”, destacó el director del museo, Juan José Garrido. La duquesa también recibió una caja con dos botellas de anís de Rute, que le entregó el director del Museo del Anís, Anselmo Córdoba. “Con su gesto la duquesa refrenda a Rute como destino por sus iniciativas naturales, culturales y ayuda a un sector como el nuestro”, dijo Córdoba. Cayetana de Alba acarició antes de irse a una de las cabritas que también están en la Casa del Burro, y felicitó a los ruteños por vivir en un lugar tan privilegiado.