lunes, 29 de noviembre de 2010

En libertad el cabrero que repelió un robo en su explotación ganadera en la que murió uno de los ladrones




Ya está en libertad el cabrero ruteño que presuntamente repelió con su escopeta de caza un intento de robo en su cabreriza, el pasado sábado, resultando muerto uno de los ladrones. El juez del juzgado de primera instancia de Lucena, tras tomar declaración a Antonio T. en la mañana de ayer lunes, decretaba su libertad sin fianza, y con cargos. Antonio almorzaba ayer lunes en Rute, acompañado por su familia. El cuñado de Antonio, José Luis Altamirano, en nombre de la familia, daba las gracias por el apoyo recibido.


Entre los colectivos movilizados ante este suceso se encontraban numerosos ganaderos y agricultores que ayer por la mañana habían organizado una manifestación de apoyo y solidaridad con este cabrero y su familia. Manifestación desconvocada, ante la noticia de la libertad de Antonio T.

Los ruteños que lo conocen se mostraban ayer muy afectados por lo sucedido, deseando lo mejor para su vecino. “Es un gran amigo nuestro, un hombre legal”, destaca Miguel Campillos, de profesión agricultor. “Lo ocurrido ha despertado mucha indignación, porque estamos hartos de estos robos, que al ser delitos menores no podemos hacer nada”. Campillos manifiesta su impotencia, porque “encima que nos roban, tenemos que callarnos”. “No podemos defendernos, solo dejar que nos roben”, lamenta este agricultor.

Este suceso ha sido un mazazo para todo el pueblo, ya que este cabrero es muy conocido. Los que lo conocen han respirado con alivio, al saber de la libertad de Antonio T. “Es una persona muy querida, y ahora le ha pasado esta desgracia”, lamenta Manuel Jiménez, el guarda de la falda de la sierra donde se encuentra la explotación ganadera de Antonio, concretamente en la zona de Fuente Alta. Manuel Jiménez está seguro de que “todo el pueblo lo va a apoyar”. Como guarda, conoce la problemática de los robos, los afectados “me comentan que les roban una cabra, otra noche le roban un cochino, que les falta ganado. Son quejas de todo el mundo y no nos hemos movilizado hasta que ha pasado esto”. Jiménez conoce a Antonio T. “es una bellísima persona, de bueno que es no sé como ha llegado a esta situación, ha tenido que verse perdido para hacerlo. Le llegan tres ladrones y en defensa propia ha tenido que hacer esto, creo que la justicia debería apoyarlo”.

Antonio T. se encontraba en su explotación ganadera, donde tiene unas 300 cabras, cuando escuchó ruidos en la noche del pasado sábado. Cuando salió a comprobar lo que ocurría descubrió a tres ladrones en su propiedad, uno de ellos murió tras los disparos del cabrero. Antonio T. había denunciado numerosos robos de su ganado.

El alcalde ruteño, Francisco Javier Altamirano, también ha mostrado “su alivio” ante la puesta en libertad del cabrero. Ayer lunes mantuvo una reunión con ganaderos y agricultores, “donde me trasladaron la preocupación por la situación del campo y los robos que se están sucediendo”. Altamirano ha solicitado al subdelegado del Gobierno, Jesús María Ruiz, un Junta Local de Seguridad, con carácter de urgencia y para abordar la problemática de los robos en el campo. El regidor ruteño sí ha pedido que “los afectados realicen las denuncias, sobre todo porque está previsto endurecer las penas por estos delitos”.