Directo desde Encinas Reales

jueves, 11 de noviembre de 2010

El futuro del olivar pasa por las mejoras en la producción y luchar por las ayudas en la reforma de la PAC


El futuro que se presenta para el olivar es incierto ante la reforma de la Política Agraria Comunitaria. Así ha quedado patente en las VI Jornadas Técnicas del Olivar, organizadas por Asaja en la Cooperativa Agrícola de Rute. El presidente de esta cooperativa, José María Roldán, ha reconocido que “estamos pasando unos años de crisis enorme en el sector”.
Ante estas perspectivas, el presidente de Asaja Córdoba, Ignacio Fernández de Mesa, ha planteado dos retos para los olivareros. “El primero reducir los costes de producción y el segundo conseguir calidad y mercados para el aceite de oliva”. Ante el futuro de las ayudas al olivar que vienen de la Unión Europea, y de cara a la reforma de la PAC a partir de 2013, “tenemos que luchar”, según Fernández de Mesa. Entre otros motivos porque “es muy posible que esas ayudas se vean muy mermadas” y por la influencia que van a tener los nuevos países que se han incorporado a la unión europea, según el presidente de Asaja, quien entiende que el olivar, como cultivo mediterráneo, no es tan competitivo. Fernández de Mesa sí ha pedido que entre los criterios que se tengan a la hora de reformar dichas ayudas cuenten valores medioambientales que están representados en el olivar y el mantenimiento de la población en el medio rural.
El alcalde ruteño, Francisco Javier Altamirano, coincidió con el estado de alerta en el que tienen que estar los olivareros, de cara a la reforma de la PAC y abogó por las mejoras en costes y estudios de mercado.