martes, 27 de abril de 2010

El PSOE se suma a la solicitud de dimisión del concejal de Seguridad hecha por el jefe de Seguridad y el jefe de la Policía Local


El portavoz municipal del PSOE en el Ayuntamiento de Rute, Antonio Ruiz, ha hecho público un escrito firmado por el jefe de la Policía Local, Jaume Mestre y por el director de Seguridad del Ayuntamiento, Víctor Márquez, en el que se pide la dimisión del concejal de Seguridad, Manuel Tenllado (IU). Según esta acta informativa, con fecha del 15 de abril, las razones para pedir la dimisión de Tenllado se basan en los “numerosos impedimentos, obstáculos, intereses personales, falta de medios, falta de respeto, que hacen en su conjunto que sea imposible ordenar una jefatura de policía”.
Antonio Ruiz ha recordado que los dos responsables que solicitan la dimisión del concejal de Seguridad, son los mismos que designó el equipo de gobierno de IU en diciembre pasado para solucionar la situación de la Policía Local de Rute y cumplir con una serie de objetivos en materia vial y de seguridad. Pero lo más grave, según el portavoz socialista y que podría incurrir en un delito de prevaricación, está en el reconocimiento por parte de Mestre y de Márquez, en que el trato “al ciudadano no era equitativo, pues se nos pedía que anulásemos denuncias por estacionamientos indebidos”, incluso “se nos pedía que devolviésemos un vehículo retirado por la grúa que carecía de seguro obligatorio y la ITV”. Ante estas afirmaciones Antonio Ruiz también se suma a la petición de dimisión del concejal de Seguridad y ya ha solicitado una reunión con los dos firmantes del escrito para conocer más detalles, e incluso ha exigido al alcalde, Francisco Javier Altamirano que dé explicaciones y “nos diga porque en Rute unas personas han tenido que pagar tantas multas y otras no”.
El jefe de la Policía Local y el director de Seguridad, terminan el escrito advirtiendo que “no podemos mantener esta situación más tiempo, pues se tendrán que cerrar turnos, dejando al ciudadano desprovisto de policía, y limitar las funciones de la Jefatura por falta de medios y personal, repercutiendo directamente en el ciudadano”.